Una decisión desde el corazón

Yo he tenido 2 abortos. Ahora tengo 34 años, a unos días de cumplir 35. No hay nada de lo que me arrepienta de haberlo hecho. Es fácil juzgar y pensar que "con la mano en la cintura", una mujer toma una decisión de aborto, pero esta decisión, por lo menos de lo que yo conozco de otras historias de amigas y familiares lleva no sólo dolor físico, sino pesadez emocional y al contrario de lo que se cree no es una decisión por falta de responsabilidad, es una decisión desde el corazón de una mujer que conoce y toma muy enserio la maternidad

Mi primer aborto fué a los 20, estaba en la universidad y simplemente no dejaría la escuela para cambiar mi vida drásticamente por esto. Tenía un novio que vivía en otro país, entonces nos veíamos poco, al visitarlo e irnos a una playa bastante difícil de llegar, el condón se salió sin darnos cuenta y me tomé la pastilla del día siguiente en el tercer día pero ya no tuvo efecto. Mes y medio despúes fué confirmación del embarazo. En ese tiempo se conocía poco sobre que hacer, no conocía a nadie que pudiera ayudarme y no habían recursos de información para saber que hacer. Por lo que un amigo consiguió unas pastillas con una amiga suya que ya había pasado por ello. Este fué, literal, el día más horrendo que jamás había vivido. El dolor, las nauseas, la incertidumbre; de verdad llegué a pensar que moriría, fueron dos o tres horas de no saber si esperar o irme de urgencias al hospital; pues obvio, todo era clandestino. En eso tuve que ir al baño y salió un feto pequeñito. Esto fué hace mucho tiempo y la verdad no pienso en ello, pero ahora que lo escribo recuerdo la sensación no saber, ni entender nada de lo que pasaba y la incomodidad en mi cuerpo y para con mi relación y pareja. Aún cuando mi novio estaba ahí, acompañarme, existía un sentimiento de soledad, un sentimiento como de que ni él ni nadie pudiera sentir lo que sentía en ese momento. Aún así nunca me arrepentí de la decisión.

Siempre temí después de esto algún "accidente" y tomaba muchas precauciones, anticonceptivos de emergencia y condón, todo para asegurar que no pasara de nuevo. La verdad el segundo embarazo no tengo idea cómo pasó y puesto que tenía menstruación muy irregular no supe hasta que noté que ya había pasado varios meses sin menstruar. Tomé una prueba de embarazo y sudé frío al ver el resultado. En esta ocasión estaba segura que no tendría el bebé de esta persona, pues, siendose el mismo novio y 6 años después, él se había vuelto manipulador, déspota y controlador conmigo y estabamos ya separandonos. Definitivamente no estaba para tener un hijo y unirme a una persona que me hacía sentir "basura" y usaba todos los recursos de nuestra vida en comun para manipularme y mucho menos pondría una vida de por medio en una situación así. Por otro lado no recebiría ayuda económica de su parte para el cuidado, esto lo sabía porque ya llevaba 3 años que argumentaba que él no necesitaba trabajar y ya de por sí no recibía mucha ayuda en los gastos de renta y servicios (otra razón para quererme separar). Así que por segunda vez tomé la decisión. Ahora fuí a una clínica de aborto, pues ya no tenía que hacerse clandestinamente en la Ciudad de México. Ahora tenía 3 meses y por poco era imposible hacer la cirugía, pensé "bueno, lo que toque, si debo tenerlo, daré lo mejor de mí para ser la mejor madre que puedo ser". Por suerte pudieron hacer la operación, la cuál también dolió bastante, sin embargo el hecho de que fuera en un hospital con atención médica hizo un mundo de diferencia pues sabía que no tenía que temer por mi cuerpo o mi salud, incluso mi vida.

Desde hace 6 años uso un DIU (que por cierto, todo eso de "no te pongas cosas en tu cuerpo por que es malo", me parece que también es una desinformación para que no podamos escoger como mujeres cómo queremos ser o no ser madres) y a mi edad aún con la expectativa social o los estereotipos de lo que es "ser mujer y madre" yo NO quiero tener hijos; o por lo menos no tengo el llamado para ser madre "biológica", y es algo que no he tomado a la ligera, lo decido porque así lo quiero YO. A veces es muy fácil tomar la decisión de abortar, a veces es dificil, cada mujer y situación es diferente; pero por mi experiencia y por lo que sé de muchas otras mujeres que conozco que han pasado por lo mismo sé que nunca es una decisión que se toma que no tenga que ver con lo que sea mejor para la vida que está a punto de gestarse.


Autora: Carmen

Lugar: México

© 2018. Chiapas, México