Nunca hay edad

Tengo 42 años. Tuve un hijo a los 39 años. Con consentimiento firmado, después del parto, el personal del ISSSTE omitió ponerme el DIU, prefirieron irse a su posada de fin de año. Dos años después comencé a sentirme mal. Muy mal, mi pareja me decía que era por mi gordura y yo lo creí, me castitgué tanto por estar gorda que nunca asocié los síntomas al embarazo, de verdad creí que traia el DIU. Tuve que practicarme el aborto sola pues mi esposo no pudo gestionar un permiso en su trabajoo. Sola y con las demandas de mi bebé de 3 años. Sintiéndo morirme porque quería jugar mientras yo estaba en el sanitario, expulsando muchísimo tejido, mucha sangre, mucho miedo. En un estado, Querétaro, donde es ilegal. ¿Hasta cuándo, hasta cuando esto no será una experiencia traumática para muchas de nosotras?


Autora: Sara

Lugar: Querétaro

© 2018. Chiapas, México