No quería abortar

Hace 6 años, cuando tenia 20, decidimos con mi actual marido tener nuestro primer bebé. Yo estaba en el 3 año de la carrera y el no tenía trabajo ni estudios, tampoco teníamos nuestra casa ni yo trabajaba. Así y todo quisimos comenzar una vida y al fin había logrado lo que tanto queríamos nuestro bebé. Los primeros en saber de la noticia fueron sus padres que no estaban muy contentos con la idea pero nos dieron su apoyo. Mis padres fueron los últimos en saber, primero le conté a mi mamá un día que me trajo del instituto donde estudiaba, lloró todo el camino y me decia que me arruiné la vida y a ella también, llegamos a casa mi papá se enteró y me dijo que me fuera de la casa que él no me iba a mantener. Mi mamá le decía que no y que ella se iba a encargar, un 19 de junio volviendo del instituto desvía su camino hacia una tía suya que es enfermera y me preguntó cuántas semanas de embarazo tenia (9s) dijo que bueno aún no es tan grave. Me colocaron una inyección que era un dilatador supuestamente para luego expulsar el embrión. Estaba muy asustada y confundida, en el fondo de mi alma esperaba que nada de eso estuviera pasando. Al llegar a mi casa me dio una pastilla para que me ponga abajo de la lengua y otra dentro de la vagina. A la madrugada del 20 desperté con un fuerte dolor que después supe eran contracciones. Lloraba del miedo y la angustia de saber que estaba haciendo algo en contra de mi voluntad. Mi pobre hermana de solo 15 años vio todo, Nunca supe que me dieron pero fue todo tan rápido, en una semana mi vieja se había encargado de todo, en 4 días solucionó su problema. Mi novio en ese momento sufrió tanto como yo esa pérdida, temí no poder tener mas hijos pero gracias a la vida hoy tengo dos hermosos hijitos. No quiero que ninguna mujer pase x lo mismo que yo, no quiero que nadie sea obligada a hacer algo en contra de su voluntad.

Autora: Yanina

Lugar: Merlo, Buenos Aires

© 2018. Chiapas, México