Mi aborto

Me Di cuenta un 15 de enero que estaba embarazada, al principio estaba triste no sabía que hacer, después pensé que tenía de todo para traer a ese bebé al mundo, una pareja estable(4 años 4 meses) que me amaba incondicionalmente, estaba por terminar mi carrera, tenía un buen trabajo, estaba tan feliz que iba a ser mama con el hombre que amaba, prepare todo para darle la sorpresa el fin de semana ya que el 17 de enero estamos de cumple mes, compre una cajita de regalo en la que guarde unos zapatos de bebé y el test de embarazo, tenía miedo estaba nerviosa no sabía cómo iba a reaccionar el, ya que este año se pondría a estudiar. Nunca pude entregarle mi regalo ya que el 17 el día que cumpliamos mes termino conmigo, fue tan frío tan distante, yo le roge le suplique que no dejáramos morir la relación, suplique todo ese fin de semana, le pedí que nos juntaramos el día 19, hice mi mea culpa recapacite le ofrecí mil y una solución para salvar la relación, me negaba a dejarlo ir por que sentía un amor tan grande, yo era capaz de dar todo por el, pero el no quiso ya tenía tomada la decisión de dejarme, no fui capaz de decirle que íbamos a ser papás. Sólo me quede sola en esa banca llorando. Decidí que a pesar de no estar juntos el sería un excelente papá, decisión que se destruyó cuando me Di cuenta que no habían pasado ni 2 dias y el andaba lesiando con más niñas, se me partió el corazón en mil pedazos, lloraba hasta quedarme dormida, no entendía lo que pasaba. Caí en una depresión que me llevo a tomar la decisión de que no quería tener ese bebé, contacte a women on Web para pedir la pastilla abortiva, me tomé la ecografía como lo pidieron tenia 7 semanas, fue tan triste ir al médico sola y hacer cuanta de que si quería a ese bebé para que no sospechara nada, ya que el aborto es ilegal en Chile. Me Di cuenta que las pastillas se demoraban mucho en llegar y que cuando llegarían a mi se me notaría el embarazo. A si que busque por Internet y llegue a un grupo feminista que me ayudó a conseguir las pastillas en un dia, me las tome acompañada de una de esas chicas, y cuando me tomé la tercera dosis empecé a sangrar y no paraba, la niña me decía que era normal, cuento corto me desvaneci y desperte a los dos días en la uci de un hospital, me habían echo entrar en un coma inducido para detener la hemorragia. Cuando desperte estaba sola no había nadie a mi lado, pregunte si alguien había ido a verme si alguien me habia llamdo y sólo me había ido a visitar la niña feminista. Luego de eso aparece el médico y me dice felicitaciones usted y su bebé están bien, mi mundo se desmoronó, no paraba de llorar quería acabar con mi vida en ese mismo momento pense en el suicidio coml una opcion, me negaba a tener ese bebé, me tuvieron que realizar transfusiones de sangre completas, mi cuerpo rechazaba la sangre una y otra vez. Me sentía tan sola, tan dolida, no podía contarle a nadie lo que estaba pasando, por que sabía que me iban a juzgar. De mi ex no sabía nada, el no me había hablado yo tampoco a el por que me dijo que yo lo asfixiaba, así que le di su espacio, no fue hasta cuando me vi en la obligación de publicar que necesitaba dadores de sangre para recuperar toda la que me habían puesto en el hospital, el me pregunto que me había pasado, no pude mentirle ni decirle la verdad no tenía corazón para decir que había intentado abortar a nuestro bebé; no respondí, el tampoco se preocupó, me dieron de alta un día viernes, llegue a mi casa y no había nadie, todos se habían ido a pasar el fin de semana a la playa, lloré hasta decir basta toda esa noche, me tomé unos antidepresivos de mi mama para poder dormir, tenía tantas ganas de hablarle y decirle lo que estaba pasando, necesitaba su apoyo, necesitaba su compañia, lo necesitaba a el, el era lo unico que yo tenia en este mundo, pero no podía hablarle , el ya estaba reaciendo su vida sin mi. Al otro dia desperte y decidí tomarme la dosis de pastillas que me quedaban, nuevamente empecé a sangrar y me desmaye, estuve horas inconciente en mi casa sola, desperte y tenía la embarrada con la sangre todo sucio, pedi un uber y me fui nuevamente al hospital, no me acuerdo como llegue, sólo se que me tuviéron que transferir más sangre y me ingresaron a pabellón, no sabía lo que me estaban haciendo, sólo se que dolia mucho. Cuando recobre toda la conciencia pedí hablar con el médico, me dijo que perdí el bebé y que me hicieron un raspado y me extrajeron ciertas partes (que no me acuerdo el nombre técnico) me dejaron con suero estaba tan dopada en medicamentos que apenas podía pensar, al día siguiente me dieron el alta, nuevamente tuve que volver a mi casa en uber no tenía a quien acudir. Y aquí estoy sintiéndome la peor persona del mundo, sola, sin poder contarle a nadie mi historia. Escribo esto con lágrimas en los ojos y con el corazón en la mano de tanto dolor, y sólo espero que el aborto en Chile se legalice luego por que nadie merece pasar por lo que viví yo por no haber podido tener un aborto decente, y a las personas que están pensando en hacerlo ofrezco todo mi apoyo para que no estén solas en el proceso ya que empatizo con el dolor que se siente.

Autora: JINO

Lugar: Chile

© 2018. Chiapas, México